Un príncipe japonés ‘adicto’ al marisco

El viaje en junio del príncipe Naruhito de Japón a España para inaugurar el calendario de actos del Año Dual España Japón con motivo del 400 aniversario del establecimiento de las relaciones bilaterales entre los dos países incluye una visita a Santiago, ciudad a la que que viajo por primera vez en 1985, cuando tenía 25 años.

Entonces, la delegación nipona estaba formada por 10 personas. Durante su estancia en la ciudad, el príncipe heredero del trono del Crisantemo comió en Casa Vilas. Mucho marisco -camarones, percebes, cigalas y vieiras-, rodaballo y jarrete fue el menú que degustó la delegación nipona. Y de postre: tarta de Santiago y filloas. Por último, recuerda Paco Vilas, firmó con un pincel negro en el libro de visitas del histórico establecimiento.