comerenlacalle

Comer bien por la calle

Comer por la calle, ya sea en un banco o sentado tranquilamente en un parque es algo cada día más habitual en las grandes ciudades europeas. El «street food» gana adeptos tanto entre los turistas como entre los trabajadores que ven en esta forma de almorzar una manera de ganar tiempo sin perder calidad. Wimdu, plataforma online europea de alquiler de apartamentos, ha elaborado una lista de cinco de los mejores mercados del continente para degustar comida callejera.

Salmones y arenques en Helsinki

Los mejores lugares de Europa para comer por la calle

Kauppatori o la Plaza del Mercado es el lugar central de la ciudad donde se celebra el mercado más importante de Helsinki. Aquí la gente local y los turistas se entremezclan para disfrutar del pescado fresco, cocinado en el momento, entre los que destacan salmones y arenques. Estos últimos son los protagonistas durante el otoño, cuando los pescadores lo venden recién traídos de sus barcos. Y si no te gusta el pescado, por supuesto, también existe la posibilidad de comer carne de reno, pero es una experiencia que no gusta a todos los paladares.

Berlín, todo tipo de platos

Berlín es, sin duda, una de las ciudades más underground de Europa. Con su vida nocturna tan activa, es natural que la comida callejera haya adquirido gran importancia. En el principio fue la «currywurst» y el kebab, pero hoy en día se pueden encontrar todo tipo de platos, desde comida oriental a la hamburguesa tradicional. Para aquellos que quieran probar varios sabores, el mejor lugar es el Neue Heimat, en Friedrichshain, con productores que se reúnen todos los domingos en una nave industrial reconvertida.

Bristol, la más innovadora

Si quieres probar la street food más innovadora del Reino Unido, el Bristol Eats Market es un lugar imprescindible. Cada segundo y cuarto jueves del mes en el Bristol Temple Quay hay una gran variedad de food trucks donde los productores proponen sus recetas más inusuales. Entre los más famosos se encuentran los Feastie Boys, que elaboran donuts rellenos de pechuga de carne, y el Gopal’s Curry Shack, que elabora platos de curry vegetariano.

Palermo, bocadillos de vísceras en Ballarò

Los mejores lugares de Europa para comer por la calle

Si vas a Sicilia, no puedes dejar de visitar Palermo. Y, por supuesto, si viajas a Palermo, el mercado de Ballarò es una parada obligatoria. Este lugar es el más antiguo de la ciudad, y aquí se pueden encontrar una gran variedad de productos alimenticios: verduras crudas y pescados frescos, así como street food típica. Entre ellos, existen los «panelle» (frituras de harina de garbanzo), «crocchè» (croquetas de patata), pulpo y, para los estómagos más fuertes, el famoso «Pani ca meusa», un bocadillo con carne de bazo de ternera.

Madrid, cuando los países caben en las food trucks de Madreat

España se ha convertido en uno de los países más innovadores en el mundo de la cocina, con chefs como Ferran Adrià, Miguel Sánchez Romera y Joan Roca. Pero además de la alta cocina, ha nacido también una gran pasión por la comida de la calle. Si quieres degustar platos tradicionales españoles renovados y comida exótica, el mejor lugar para ir es, sin duda, Madreat. Este evento localizado cerca de Nuevos Ministerios alberga muchos productores independientes que ofrecen una increíble variedad de opciones gastronómicas. Aquí podrás encontrar platos de diferentes países reinterpretados según la sensibilidad de los cocineros. Cervezas y buena música, en un escenario lleno de food trucks, que se han convertido en la última tendencia para aquellos que buscan comer al aire libre.